Pili YogaArrancamos con el curso 2016-2017 y desde Desmontando a la Pili os animamos a disfrutar de nuestras clases de Yoga Kundalini de la mano de:

Celina Willimburgh Narizzano / Navjiwan Kaur _ Instructora de yoga certificada por KRI y AEKY, también profesora de yoga para niñxs, formada en la Escuela de Kundalini Yoga Zaragoza y Educadora Social.

Los grupos que os proponemos son los jueves; el grupo en horario de mañana será de 9:00 a 10:30 [abierto el plazo para este grupo]  horas y el grupo de las tardes de 20:30 a 22:00 horas.

El Kundalini Yoga, también conocido como “el yoga de la conciencia”, es un estilo de yoga ideal para aquellas personas que quieren experimentar la práctica de la India antigua más allá de los aspectos físicos.

Este estilo de yoga no es sólo un ejercicio de gimnasio para ayudarte a perder peso y tonificar los músculos; experimentar  Kundalini Yoga te dará una comprensión más completa de la esencia del yoga y sus beneficios.

A menudo es contemplado como la madre de todos los yogas y se dice que es una de sus formas más potentes. Además, el Kundalini es un poco diferente de otras prácticas: pone  énfasis en la respiración, cantos, y liberación de una energía especial que todas tenemos latente.

Las posturas realizadas en las clases de Kundalini son tanto pasivas como activas. Podrás aprender técnicas de respiración y meditación basadas en la postura. Para todos los públicos, en el yoga pueden encontrar algunas asanas muy desafiantes, pero son todavía factibles independientemente de su nivel de práctica, aunque no hayas realizado yoga previamente.

En el Kundalini Yoga combinarás posturas clásicas, meditación, cánticos o mantras y también coordinación de la respiración y el movimiento.

Aquí tienes una pequeña animación para inspirarte:

Además de beneficios físicos, el Yoga Kundalini pretende desarrollar la intuición y remover tu psique, llevando calma mental, conciencia espiritual y de energía (Kundalini Shakti) a lo largo de la columna vertebral y el resto del cuerpo.

Aprende a cuidarte por dentro y por fuera.