Noticia vía: el parto es nuestro

Una doula es una persona, generalmente una mujer, que informa y acompaña en el proceso vital de la maternidad. Actualmente no hay una formación reglada y aunque en muchos países europeos sea algo habitual e incluso esté cubierto por la seguridad social, en España la profesión no está oficialmente reconocida de momento.

La doula no es personal sanitario, no es una matrona ni hace su trabajo, no atiende partos, no tacta, no manda tratamientos, no hace diagnósticos, no realiza terapias ni las recomienda. Las doulas hacemos trabajos diferentes, pero podemos complementarnos y trabajar juntos.

Como doula es conveniente estar informada y actualizada, puesto que tendrá que proporcionar información, que no consejos, si la mujer lo solicita, para que ella decida de manera libre y consciente. La doula no recomienda, no lleva a la mujer a su terreno, no aconseja ni interviene. Jamás juzgará la decisión de la mujer. La acompaña y apoya.  A veces se comete el error de pensar que la doula sólo acompañará partos “naturales”, cuando se debe respetar la decisión de la mujer sea cual sea. La doula no interviene.

Hay doulas de preconcepción, de infertilidad, de embarazo, de parto, de posparto y de pérdida. Algunas acompañan en todos los procesos y otras se especializan y acompañan sólo en uno o varios. Cuando la madre que contrata necesita algo que va más allá de nuestras competencias como doulas, se deriva al profesional correspondiente.

Hay estudios que han demostrado que el apoyo emocional de la doula a la familia tiene beneficios durante el parto, tales como reducción en un 50% de cesáreas, un 40% en uso de fórceps, un 60% del uso de epidural o que acorta en un 25% la duración de los partos. Todo esto, por supuesto, como complemento a una buena asistencia sanitaria (“A Doula Makes the Difference” por Nugent, Mothering Magazine, March-April 1998).

A la hora de elegir una doula se pueden tener en cuenta cuestiones como la forma en la que trabaja, cuánto cobra, si tendrá disponibilidad para la fecha improbable de parto, su formación y cómo se siente la mujer con ella. El feeling es una cuestión esencial tanto para la familia como para la doula. Cada doula trabaja y cobra de una manera diferente y es algo que la mujer debe hablar con quien decida que la acompañe.

No somos una opción de parto

El Parto es Nuestro no defiende ninguna opción de parto por encima de otra (parto en casa vs parto hospitalario o viceversa, por ejemplo).

Creemos que cada mujer debe elegir de forma libre e informada la opción de parto que mejor se acomode a sus expectativas y forma de vida. Queremos que todas las mujeres, sin distinción, puedan parir de acuerdo a la evidencia científica, de forma segura y garantizada.

A menudo, medios de comunicación e incluso mujeres se refieren a nuestra asociación como un grupo de personas que propugnan “otra opción de parto”, o que defiende “el parto natural” o incluso “el volver a parir como antes”. Todas estas denominaciones y algunas más, según la ocurrencia del momento, restan fuerza a nuestro objetivo: la modificación de la atención al parto en su totalidad.

La idea de “parir natural”, “parir como antes” o “parir humanizadamente” no es más que una forma de desactivar la fuerza de nuestra petición. Puesto que es eso lo que se persigue con estas denominaciones.

No somos una asociación de profesionales

El Parto es Nuestro es una asociación de usuarias del Sistema Nacional de Salud y sus parejas. Está conformada por personas -mujeres y hombres- interesadas en cambiar la atención del parto en España y que esta atención se ajuste a las recomendaciones nacionales e internacionales.  Muchos profesionales del ámbito sanitario se han sentido identificados con nuestros postulados y se han hecho miembros de la Asociación, sin embargo, su actuación está siempre vinculada a su calidad de usuarios.

No recomendamos hospitales ni profesionales

El Parto es Nuestro no recomienda instituciones ni profesionales. Esto quiere decir que desde la Asociación no se ofrece información de “dónde” o con “quién” parir. Tampoco damos información sobre cursos de preparación al parto u otros servicios relacionados con la maternidad. Consideramos que cada mujer debe hacer su propia búsqueda y que el camino personal que se hace en esta búsqueda es gratificante y positivo. Que no existen soluciones universales y que cada mujer y cada bebé son únicos y especiales.

No defendemos el parto sin asistencia

Nuestra asociación no contempla, en ningún caso, el parto sin asistencia sanitaria profesional como objetivo de su trabajo y en todo caso entiende que esta forma de parir es una decisión personal que pertenece al ámbito de lo privado. El parto sin asistencia no está contemplado en ningún sistema sanitario de ningún país desarrollado y El Parto es Nuestro no trabaja para presentar alternativas al sistema sanitario español, lo hace para que este mejore.

No somos parte de ningún movimiento alternativo, político o religioso

Por ello, respetamos todas las posiciones ideológicas. No entramos en la discusión de temas que se salgan de nuestros objetivos y decálogo; nos limitamos a enfocar nuestras energías en lograr un cambio en el sistema de atención al parto, conforme a la evidencia científica. No somos parte de un movimiento alternativo; no somos una moda, ni parte de un movimiento de vuelta a lo “natural”.  El Parto es Nuestro es una asociación que pretende lograr que todas las mujeres tengan partos dignos y que todos los bebés tengan nacimientos seguros.

Imagen: Mi doula