Satisfyer Pro 2 Next Generation

55,00

Aquí tienes al Satisfyer Pro 2 Next Generation.

Este es un estimulador muy diferente a otros vibradores, ya que no trabaja a través de vibración, sino por ondas de presión ¿y esto qué significa? Pues quiere decir que proporciona una estimulación sin contacto. Su cabezal genera movimiento por ondas y esas ondas son las que llegan hasta tu cuerpo para hacerlo vibrar. Hay quien llama a este tipo de vibradores succionadores de clítoris; después de un animado debate hemos decidido no usar esa descripción porque nos parece que puede llevar a engaño, porque realmente no succiona… aunque de algún modo la sensación puede parecerse un poco. Además no funciona únicamente en el clítoris, puedes probar en otras partes del cuerpo, a ver qué te sugiere.

Esto de las ondas de presión tiene una gran ventaja y es que no fuerzan ni enrojecen la zona que está siendo estimulada, de manera que la zona no se cansa y puede recibir la estimulación que se desee sin tener la sensación de irritabilidad y/o molestia.

Su forma alargada se adapta a tu mano para una mejor sujeción y un manejo sencillo. Permite extraer con facilidad el cabezal de silicona para limpiarlo o cambiarlo y así poder compartirlo, además este es más grande que el de otros modelos, lo que lo hace más envolvente.

Su motor cuenta con 11 intensidades diferentes, para descubrir desde las sensaciones más suaves hasta las más intensas. Otra ventaja de este estimulador es que es muy silencioso. Además es recargable a través de USB.

¿A qué esperas para probarlo?

Descripción

Característica especial: estimulador por ondas de presión

  • Material: silicona y plástico ABS
  • Textura: firme, lisa y suave
  • Dimensión: 20 cm largo, 9,5 cm diámetro en su parte más gruesa.
  • Tipo de estimulación: 11 intensidades de ondas de presión
  • Control: manual, tiene tres botones, uno de encendido y apagado y otros dos (+) y (-) para los cambios de intensidad.
  • Batería: recargable por USB
  • Presentación: embalaje no sexista

También te recomendamos…