Vibrador recargable 42€, lubricante ecológico vegano y de calor sabor menta y chocolate (120ml) 15€, peli porno dirigida por una femenista 25€, levantar te por la mañana, abrir el facebook y encontrarte con el mensaje que os dejamos a continuación no tiene precio, para todo lo demás Maaaassssturbación!!!!

Iris Olivan: Hola pilis, estuve en el tupper de Jaca y de el me llegó parte de la inspiración para la entrada del blog, por si os apetece compartirlo, un abrazo.

Las matemáticas del amor (blog El aura infinita)

Crisis existencial. Crisis de pareja. Crisis existencial. ¿Te suena? Veamos como la maneja Andrea, la protagonista  de esta historia. ¿Le dará  la bienvenida o huirá  de ella?

Llevan 5 años de relación, 3 años construyendo un nido. Compartiendo. Creciendo juntos.

Un día: crisis existencial.

Él le dice a ella: Creo que debo “tomarme un tiempo”. Necesito mi espacio. Iremos hablando Andrea. Acto seguido, Pablo se dirige tranquilamente hacia la puerta y abandona el piso.

Andrea, una mujer que siempre se había sentido segura de sí misma, de pronto se ve bañada en una inmensa sensación de inseguridad, hasta ahora desconocida.

La crisis existencial de su pareja le ha desatado una crisis de ansiedad.

Comienza a gritar, a llorar. Dando patadas contra la pared. Golpeando los muebles que se cruzaban en su camino. Esta completamente fuera de sí misma. No para de hacerse preguntas ¿Qué hay de ese proyecto en común? ¿Y ahora qué? ¿Por dónde sigo? ¿Qué hago?  En uno de esos arrebatos arrasa con todo lo que hay sobre una de las estanterías y lo tira contra el suelo.

Caen dos libros en un rincón de la habitación. Uno boca arriba,  otro boca abajo. Sus ojos se clavan en la portada del libro. Es un libro que ella le había regalado a él al principio de la relación. Cuando 1+1 eran 2. Su título: ¿Cómo hacer el amor a una mujer? Ella nunca lo leyó.

En un momento de lucidez su atención se centra en ese “manual”.  Lo recoge del  suelo, le quita el polvo y lo acaricia. Al momento se encuentra abrazándolo con ternura, con pasión, con amor. Con todas esas sensaciones  que hasta ahora solo habían surgido hacia sus  amantes. Suavemente las manos que sostenían el libro comienzan a tocarse. Adivina la temperatura de su piel. Coloca el libro sobre su estantería. Cierra los ojos. Permite que sus manos hablen. Se dispone a escucharlas. Comienza a moverse suavemente por la habitación. Su cuerpo le habla.Le mueve una danza muy sutil. Siente su respiración calmada. Su inspiración y su espiración van acompasadas a sus movimientos. Siente su peso sobre la tierra. El sostén del suelo. Su equilibrio.

Esa tarde se “tomó su tiempo”, se dio su espacio.

Jugó a ser exploradora en su propio cuerpo. Se sedujo a sí misma, se recibió, se acogió, se abrazó, se hizo el amor.

En unos días se hizo una profesional en la geografía de su cuerpo.

Conocía todos sus relieves al completo. Se sentía segura, poseía la capacidad de orientarse en su mapa somático.

Se había adentrado en su propia naturaleza. Recorriendo sus montañas. Navegando en la inmensidad de su océano. Descubriendo las profundidades de su cueva. Sintiendo la fuerza de su propio volcán en erupción.

Al cabo de varias noches, en uno de sus sueños apareció una imagen con la fórmula mágica del amor:

1+1 = 3

Instantes después una melodía salía de las raíces de un árbol milenario y llegaba hasta sus oídos:

cropped-dsc_0181.jpg

Yo, mi tiempo, mi espacio.

Tu, tu tiempo, tu espacio.

Y juntos  construimos un tercer espacio.

Pasadas unas semanas suena el teléfono. Es Pablo.

“Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno/a, porque sin crisis todo viento es caricia”

Albert Einstein.