Pili, en las últimas semanas hemos recibido muchas visitas preguntándonos sobre el suelo pélvico. Por esta razón  hemos querido dedicar una sección de nuestro blog a esta desconocida pero asombrosa parte del cuerpo (1). Y es que su (re)descubrimiento y cuidado nos aporta grandes beneficios tanto para la salud como para nuestra vivencia positiva de la sexualidad.

Lo más seguro es que ya hayas oído hablar del suelo pélvico o te suene por las bolas chinas (2). Si no, no te preocupes, no se suele hablar de él.  Aunque su localización  nos puede parecer un poco confusa,  te vamos a dar algunas «pistas» para que lo sitúes y, sobre todo,  identifiques el tuyo. ¡Esperamos qué sean de tu interés! ¡Ah! Recuerda: diviértete y disfruta.

¿Qué es el suelo pélvico y dónde se encuentra? El suelo pélvico está formado por una serie de músculos y  tejidos que se encuentran en la pélvis cuya finalidad es sostener el útero, el recto y la vejiga. ¿Quieres conocer más de cerca la composición del suelo pélvico? Aquí te dejamos un dibujo que muestra muy bien los diferentes músculos que forman el periné (3).

suelo pélvico 2

Si todavía no reconoces tu suelo pélvico ¡anímate y descúbrelo!Te proponemos dos formas. Elige la que más te guste y, sobre todo, con la que te sientas más cómoda. Si quieres reconocerlo de las dos maneras, hazlo. Eso sí, vívelo como una forma de autoconocimiento y tómate el tiempo que necesites.

  • vulvas sapiensIntroduce un dedo en la vagina y apretarlo. ¿Reconoces tu suelo pélvico? Intenta abrazar a tu dedo con vagina. El responsable
    de este abrazo, es la musculatura pélvica.
  • Esta forma es muy divertida. ¿Has aguntado alguna vez un pedo? Pues bien, realiza esta acción y verás como se contrae el suelo pélvico.

Como hemos comentado antes, el suelo pélvico está compuesto por una serie de músculos y tejidos. Es aconsejable que exista una buena tonificación ya que ello te aportará una serie de beneficios como:

  • La continencia defecatoria y/o urinaria.
  • Una buena colocación visceral, evitando los prolapsos (descensos del útero, recto o vejiga).
  • Menos propensión a tener malestares sexuales. Aumenta la sensibilidad de la zona.

Es  importante conocer cuál es el tono muscular del suelo pélvico. Por ello, recomendamos que se consulte a una persona con formación en Fisioterapia y especializada en ello antes de comenzar a ejercitar esta maravillosa parte del cuerpo. Aquí te dejamos algunas de las vias que  se suelen utilizar:

dibujo mujeres desnudas

  • Ejercicios de Kegel.
  • Utilización de Dispositivos de resistencia como, bolas chinas, conos, dildos o determinados vibradores.
  • Hipopresivos.
  • A través de los orgasmos.

En algunas ocasiones, el suelo pélvico puede tener una tonificación baja debido a una serie de causas. Si crees que es tu caso,  la idea no es que abandones algunas de tus actividades o que te agobies sino que teniendo en cuenta tu propia realidad, puedas compensar la posible pérdida de tu tono muscular.  Sobre todo, antes de sacar conclusiones no claras sobre tu suelo pélvico, consulta a una persona especializada en ello. Resolverá tus dudas y te aconsejará.

Algunas causas de debilitamiento del suelo pélvico:

531657_578119765541111_1417930326_n

  • La menopausia.
  • Un embarazo, un parto o/y  un post parto.
  • Tos crónica.
  • Sobrepeso.
  • Levantar o arrastrar pesos frecuentes.
  • Deportes y ejercicios de impacto (correr, etc)
  • Tocar instrumentos de viento o cantar.
  • Estreñimiento crónico.
  • Sedentarismo.

Pili, esperamos que te haya servido esta pequeña explicación y deseamos que te reencuentres con tu suelo pélvico desde una vivencia amorosa y divertida. ¡Larga vida al suelo pélvico!

 

mi-sexualidad-300x120

 

(1) En esta ocasión nos centraremos en el caso de personas que tienen vulva.

(2) Las bolas chinas no son un juguete erótico sino que su finalidad es tonificar el suelo pélvico. Si quieres conocer más sobre éstas, en el siguiente enlace podrás encontrar  más información sobre su uso y recomendaciones. Pulsa aquí.

(3) El suelo pélvico también es conocido con los nombres de periné o perineo.