Gel estimulador «Jardín Secreto» de Shunga

29,00

El gel «Jardín Secreto» de Shunga intensificará tus encuentros eróticos, ya sean autogestionados o compartidos. Aplica una pequeña cantidad sobre tu clítoris y labios de la vulva y déjate envolver por su sensación de efecto frío. Lo más habitual es sentir una sensación de frescor intenso parecida a la que se tiene con algunas pastas de dientes mentoladas, pero en esta ocasión no en la boca! También lo puedes usar en el glande del pene, en los pezones… prueba en diferentes zonas del cuerpo para experimentar diferentes sensaciones.

Este estimulador, compuesto por aceite de menta y damiana, tiene unas propiedades vasodilatadoras que favorecen una mayor sensibilidad en la zona genital. Con una pequeña cantidad de este gel y una buena estimulación, conectarás con tu vulva de forma placentera y divertida. Utilízalo sola o acompañada, como tú desees, y juega con tu  clítoris de diferente maneras. Palpa tu vulva y siéntela de forma especial con el «Jardín Secreto» de Shunga.

Este gel es conocido por mucha gente como el orgasmatrón… ¡por algo será! Aunque te recordamos que lo más importante de todo es disfrutar de la experiencia. Si tienes un orgasmo, bien, y si no lo tienes ¡también! El placer de conectar con tus sensaciones puede ser una experiencia muy gustosa y empoderante.

 

Descripción

  • Propiedades especiales: vasodilatador, no lamible, compatible con preservativos y siliconas.
  • Aroma: mentol
  • Sabor: sin sabor.
  • Propiedades de salubridad: testado dermatológicamente.
  • Presentación: embalaje no sexista.
  • Envase: 30 ml.
  • Componentes: Water (Aqua), Glycerin, Propylene Glycol, Polyquaternium-7, L-Arginine HCL, Hydroxyethyl Cellulose, Damiana Extract (Tunera Aphrodisiaca Extract), DMDM Hydantoin, Sodium Benzoate, Peppermint Oil, Capsicum O.R., Vitamin (Tocopherol), Citric Acid.

RECOMENDACIONES

No apto para embarazadas.

No apto si tienes la piel de la zona de la mucosa irritada.

No apto para personas con candidiasis.

No apto si sufres de insuficiencia hepática o renal.

Ante cualquier sensación de escozor, lavar con abundante agua.

Mantener bien cerrado el envase y en un lugar seco y fresco.

Leer las instrucciones incluidas.

Tener presente la fecha de caducidad.