Riso-Sex-Terapia

Imagen 8Trabajamos con seriedad porque creemos en lo que hacemos. Lo que no está reñido con reírse a carcajada limpia.

El sexo sin fines reproductivos es una cualidad de los seres humanos y de algunas especies animales.

Hablar de una manera distendida, acerca de sexo y sobre sexualidad, bien podríamos decir que es una actividad terapéutica por el aporte de beneficios que conlleva como  la desinhibición o la distensión sexual que consiguen un efecto liberador y relajante.

Por otro lado, la risoterapia es una terapia natural a través de la risa. Ésta es la cualidad más propiamente humana que tenemos. Es una actividad que no tiene efectos secundarios, sino todo lo contrario. Los efectos de la risa inciden directamente en los procesos creativos y en la salud, favoreciendo por ejemplo, el efecto anestésico frente al dolor o el funcionamiento de sistema endocrino, respiratorio, metabólico e inmunológico, la memoria o los reflejos y, por supuesto, la actividad sexual.

Así que, el sexo y la risa son acciones con las que nos expresamos y nos comunicamos. A través de las cuales liberamos endorfinas que nos generan estados de euforia y bienestar, es decir, estados de placer.

Recientes estudios han demostrado que las endorfinas actúan sobre la salud física en general, en el sistema inmunológico y también directamente sobre el dolor con efecto anestésico entre otros.

Por eso, unir risa y sexo es una terapia muy saludable que todas las personas deberíamos experimentar habitualmente.

En DESMONTANDO A LA PILI abrimos una nueva forma de entender las reuniones Tupper sex. Rompemos  con los estereotipos en torno a los juguetes sexuales y al sexo a través de los beneficios de la risa. Para nosotras, no son únicamente reuniones en las cuales se pueden adquirir juguetes sexuales. Son reuniones en las liberas endorfinas a la vez que aprendes sobre tu sexo. Experimentarás placer, diversión e intimidad y sentirás que a partir de la reunión tuppersex podrás disfrutar del sexo de un modo diferente.

Así que, ha llegado el momento de permitirnos divertirnos a la hora de hablar de sexo de una forma inteligente, abriéndonos al placer y al disfrute del cuerpo y de la mente.