Manifiesto Asamblea 28J en Zaragoza:

2016 es el año de la bisexualidad: iguales en la diversidad. También es el año en el que esperamos profundos cambios en el gobierno central. Pero también es el año en el que ya gobiernan o están muy cerca de hacerlo partidos neonazis en varios países europeos.

Y no es casualidad: queremos recordar que llevamos años advirtiendo, desde el movimiento por la diversidad afectivo-sexual, como desde el feminista o el antirracista, que si seguían aplicándose, por unas u otras fuerzas, políticas que empobrecieran a la población, veríamos un aumento descontrolado del fascismo en una sociedad desesperada a la búsqueda de alternativas. Un fascismo que atacaría en primer lugar a las personas etiquetables como extranjeras, como extrañas… como resistentes a la norma que somos Bisexuales, Trans, Lesbianas, Gais…

Ese momento ya está aquí.

1620712_1394766084121173_1198596857_n

Pero también queremos recordar que es desde la diversidad social y política desde donde se han tejido alianzas para acabar con muchos años nefastos de gobierno de la derecha.

Esa diversidad es la que ha impulsado el cambio de signo ya en muchas instituciones y la que puede hacer que en este país acabar con el gobierno de la derecha de siempre no signifique pasar al gobierno de la derecha neonazi.

Y sin esa diversidad, sin políticas que la valoren y la defiendan, ningún cambio será posible. Y ninguna política por la diversidad tendrá fuerza en las instituciones sin nuestra fuerza en la calle. Hace ya 38 años del asesinato de Harvey Milk, primer edil abiertamente Gai en San Francisco.  Vivimos en un mundo en el que tales atrocidades  se repiten.

Este 28J queremos hacer hincapié en la discriminación que sufren las personas trans y la LGTBQIfobia que sufren nuestras y nuestros menores en los centros educativos.

En la despatologización aún nos queda un largo camino, puesto que la transexualidad sigue figurando como  enfermedad en el DSM- V y desde las asociaciones por la diversidad sexo-genérica exigimos que desaparezca como tal. Basta ya de transfobia.

Sabemos que la no discriminación sigue siendo una asignatura pendiente, seguimos sufriendo agresiones verbales, físicas y psicológicas, todos los días, por nuestra diversidad afectivosexual y en tanto que, a nuestra identidad de género y expresión de género respecta, estas agresiones  son delitos de odio.

Exigimos:

La aprobación de una Ley aragonesa que ampare a las personas trans y que deje de considerarnos personas enfermas, que avance en derechos e igualdad como lo han hecho otras comunidades autónomas y que incluya la realidad de menores y migrantes.

Exigimos la aprobación de una Ley contra la discriminación de las personas Lesbianas, Gais, Trans, Bisexuales, Intersexuales y Pansexuales.

Exigimos medidas y herramientas que nos ayuden a combatir de manera efectiva los delitos de odio.

Exigimos la creación de un Plan de Salud Sexual que incluya políticas de prevención del VIH y sida y otras infecciones de transmisión sexual en todos los ámbitos, incluidos el laboral y educativo, así como políticas y legislaciones encaminadas a la no estigmatización de las personas que viven con el VIH.

Exigimos la puesta en marcha de planes de educación en los centros educativos para evitar la violencia, insulto o bullying homofóbico, bifóbico o transfóbico.

Exigimos la formación a los aparatos ideológicos represivos del Estado con el fin de garantizar la igualdad de trato y la no discriminación por orientación sexual e identidad sexual y de género. Acabar con las situaciones de asedio a que son sometidas  las  personas  que  ejercen  el  trabajo sexual, especialmente en el caso de las mujeres trans.10168156_481714008597815_2587088203111702371_n

Luchamos por la visibilización de las personas LGTBQI contra la discriminación que va de la mano que existe en el ámbito rural por la desinformación. Las personas que lo sufren están aisladas y con falta de referentes.

También nombrar a las personas inmigrantes, que ellas tienen la doble discriminación,  por su origen y por su orientación sexual y/o de género.

Como cada año, estamos aquí para recordar que el la homosexualidad (y con ella desgraciadamente incluidas la bisexualidad  y  la  transexualidad) está  castigada  penalmente  en  76 países. En 8 de ellos, (Sudán, Sudán del Sur, Somalia, Irán, Mauritania, Arabia Saudí, Yemen y algunos estados de Nigeria) simplemente ser LGTBQI está castigado con la pena de muerte. Nos queremos vivas.

Vemos con gran preocupación que en nuestro entorno países de la Unión Europea, como Eslovaquia, Hungría o Croacia, modifican su Constitución para impedir el matrimonio igualitario. Rusia se está erigiendo en el referente eslavo contra el colectivo LGTBIQ, legislando contra los derechos humanos. Mucho más grave es la situación del continente africano donde en Nigeria, Uganda, Kenia y Etiopía se están desarrollando políticas contra las personas LGTBIQ, anteponiendo la intolerancia y el fundamentalismo al respeto mínimo por los Derechos Humanos.

Recordamos las llamadas “violaciones  correctivas” aplicadas a lesbianas y mujeres bisexuales en países como Sudáfrica, que son un perfecto ejemplo de las políticas que violentan a las mujeres cuando se alejan de la norma heterosexual.

Ante esto, contemplamos la inacción o tibias respuestas de gobiernos democráticos que no sólo no denuncian, sino que colaboran con mandatarios de probados tintes LGTBIQfóbicos, fomentando por la violencia de Estado.

Además, exigimos a los gobiernos democráticos mejores políticas de asilo para acoger a lesbianas, gais, trans, bisexuales, intersexuales y más orientaciones e identidades no normativas que huyen de esos países por su disidencia afectivo sexual y-o de género  que pone en riesgo sus vidas.

La gestión de la crisis económica ha agravado esta situación de discriminación y  ha alentado la emergencia de ideologías no compatibles con la diversidad, que pretenden devolvernos a pasados oscuros y que intentan dominar el presente. Queremos una Europa líder en Derechos Humanos y en la que la situación de las personas LGTBIQ sea el test que certifique su calidad democrática. La situación de las refugiadas y los refugiados es ciertamente preocupante, no podemos tolerar la pasividad de Europa ante este bochorno.

La sanidad pública, universal, gratuita y de calidad está en riesgo, con lo que supone para colectivos tan vulnerables como las personas que vivimos con VIH, especialmente jóvenes gais y bisexuales; las personas trans, que seguimos sin tener un derecho por igual en nuestra atención sanitaria; las personas migrantes en situación irregular, que no tenemos asistencia; las mujeres lesbianas, bisexuales o solas, que se nos niega el acceso a la reproducción asistida en la Seguridad Social por no procrear con un hombre. El Estado no puede ejercer ningún derecho sobre el cuerpo. Exigimos aborto libre, seguro y gratuito

La educación continua siendo uno de los entornos donde se ejerce una mayor discriminación hacia nuestro colectivo sin que las administraciones públicas ofrezcan recursos, normativas o formación del profesorado necesarias para hacerle frente de una manera efectiva. Por eso exigimos planes de actuación contra el acoso escolar que sufrimos y de atención a menores trans en todos los centros.

944355_10151666952721690_1271455653_n

Somos una población vulnerable en entornos rurales que nos hacen emigrar; como personas mayores sufrimos soledad e intolerancia que nos incitan al miedo; como mujeres y hombres trans se nos sigue tratando como personas enfermas; como hombres y mujeres bisexuales se nos niega muchas veces nuestra identidad; como familias con hijas e hijos sin toda la protección legal. Este modelo social deja una ciudadanía de primera y otra de segunda, porque la igualdad en este país tiene precio y no todas podemos asumir el coste.

En semejante escenario muchas personas están, estamos, sufriendo altos grados de acoso, discriminación, exclusión y violencia que no podemos dejar de denunciar. Reivindicamos tanto aquí como allá, dentro y fuera de nuestras fronteras que los derechos LGTBQI son Derechos Humanos y por lo tanto son innegociables, y tienen que hacerse efectivos.

Las segmentaciones y discriminaciones hacia personas con géneros y sexualidades diversas están muy presentes y constituyen un sistema carcelario que es racista, heterosexista y lgtbiqfóbico.

El poder tortura nuestros cuerpos imponiendo su violencia sexualizada. La cárcel es un espacio de encierro donde se reproducen toda esta serie de mecanismos de represión y es reflejo de las normas y políticas de odio a la diversidad.

Luchar por la abolición de las cárceles es también luchar contra la criminalización de las personas por su sexo, raza, clase o género.

Por eso hoy queremos decir a quienes entran a cambiar las instituciones que estaremos empujando y apoyando desde nuestros espacios y nuestras luchas diarias esos cambios. Pero también que no aceptaremos que se olviden derechos y libertades, que no vamos a tragarnos que “lo vuestro no es prioritario” o que ahora hay otras urgencias.

Lo urgente es la libertad y la justicia, y en ello estaremos.

Lo urgente es sacar de la enseñanza la discriminación, el acoso y el ocultamiento. Lo urgente es que las instituciones sepan lo que son las discriminaciones y que actúen contra todas ellas empezando por su casa. Lo urgente es, en Aragón, aprobar y cumplir una Ley de Identidad de Género que del poder sobre sus vidas a las personas trans.

¡Ningún cambio sin equidad, libertad y justicia para la diversidad!

28J-mani-ZGZ¡Bisexualidad y transexualidad son diversidad!

SI NO NOS DEJAN SOÑAR NO LES DEJAREMOS DORMIR

No olvidamos a las personas trans asesinadas por la transfobia, y queremos recordar a Alan, víctima del acoso y la transfobia social.

SI NOS TOCAN A UNA NOS TOCAN A TODAS

Hoy  las personas trans decimos bien alto:

  • Yo sé quién soy
  • El Estado debe garantizar
  • La sociedad respetar
  • La psiquiatría no intervenir
  • Por la libre autodeterminación del género

ELEGIMOS NUESTROS CUERPOS, CONQUISTAMOS NUESTROS DERECHOS

mani